Nazis se justificaron diciendo que ellos solo habían hecho lo que Martín Lutero