Más de 1.000 sinagogas fueron quemadas