La Torá fue dada al Pueblo de Israel