La ocupación ideológica de la izquierda