Israel ha sido reconocido por las Naciones Unidas como el mejor del mundo