Israel despierta el espíritu constructivo