El inductor ideológico al exterminio de los judíos