Los efectos colaterales positivos de Ayuso

Presidenta de la Comunidad de Madrid Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid Díaz Ayuso ha sacado por la puerta trasera de la vergüenza política al dañino Pablo Iglesias.

La mala semilla del antisemitismo ya está plantada por Iglesias en Unidas Podemos y Más Madrid que llevan el mismo sesgo antisemita en sus propuestas políticas. Las guaridas de estos dos partidos conectados por galerías subterráneas con una parte del Partido Socialista están hoy en plena ebullición viviendo la tormenta que tienen encima de sus cabezas.

El sonado fracaso de Sánchez como candidato en la sombra a la presidencia de la Comunidad de Madrid ha puesto en evidencia la estrategia destructiva que tenía pensado aplicar en Madrid y que Díaz Ayuso ha desmontado con una sola bofetada de realidad en la mejilla del Sanchismo. El Partido Socialista está hoy en día más contaminado de comunismo marxista-leninista que lo ha estado en toda su historia.

Las voces de los socialistas más veteranos han sido silenciadas radicalmente por la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, que nunca mejor dicho es un pesado lastre que eligió Sánchez para amenazar a sus compañeros de partido. En estas horas de desconcierto y denostado orgullo Lastra y Sánchez han hecho mutis por el foro, salir de escena pretendiendo que nadie se dé cuenta, para que no se les relacione con el sonado fracaso de la marioneta de Sánchez el sr. Gabilondo.

Da vergüenza ajena que Gabilondo se auto-inculpe para desviar la responsabilidad que tiene Pedro Sánchez en el fracaso y la destrucción del Partido Socialista ¿Para cuándo la destitución de Sánchez? En un dividido Partido Socialista gobernado despóticamente por Sánchez y sus mercenarios a sueldo la posibilidad de cambios está muy limitada ¿Podrán los socialistas del siglo veintiuno liberarse del lastre de Lastra y Sánchez? Lo tienen muy difícil a no ser que vuelva un peso pesado de la política socialista como Felipe González, aunque sea solo para poner orden en los estatutos de la casa socialista.

La batalla por Madrid la ha perdido Sánchez y lo que queda del Partido Socialista aquel que tanto nos ilusionó en los albores de la democracia en España y del cual hoy solo quedan restos inconexos con la realidad de la idiosincrasia española actual. La descomposición trágica del Partido Socialista, con su buen nombre manchado por Sánchez, solo acaba de empezar en estos primeros días de mayo. Un partido, el Socialista, que Sánchez y su equipo de marxistas ha dejado desdibujado y al borde del precipicio de la irrelevancia social.

En liza ha entrado Más Madrid que no es más que otro partido comunista escindido de Podemos y que ahora ha arrebatado al PSOE el ser cabeza de la oposición. La batalla por Madrid sigue con estos partidos que no son más que guerrillas urbanas con representación en las instituciones democráticas de España.

La debilidad más trágica de la democracia española empieza por sus pies que son los que sostienen, mueven y subvencionan a sus enemigos para que la destruyan. Los socialistas en parte y comunistas en bloque se han conjurado para destruir la democracia española, pero hoy se han dado cuenta que el efecto Ayuso es más fuerte de lo que creían tanto en Madrid como en España. Los efectos colaterales positivos de Ayuso, en la batalla por Madrid, están dando resultados sorprendentes encaminados al bienestar de los madrileños y de los españoles en general. Hoy decimos de Madrid al Cielo y también de Madrid a España que viene a ser lo mismo. Madrid, Cielo y España son sinónimos. Cuidado con pretender asaltarlos, ya sabes los resultados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: