Los avisos del último mes del año en el Calendario Hebreo

El Cielo nos está avisando de lo que puede suceder en un periodo de tiempo más o menos cercano, pero nosotros seguimos haciendo oídos sordos. 

El shofar está a punto de sonar con el objetivo prioritario que tomemos conciencia de cuanto sucede a nuestro alrededor y que previsiblemente va a cambiar radicalmente el mundo tal cual lo conocemos. Los avisos también están llegando por medio de las redacciones de los medios de comunicación que a pesar de sus diferentes líneas editoriales llegan a confluir en el mismo gran rio de las aguas turbulentas de la situación internacional.  

La línea apocalíptica que está tomando la pandemia del Covid hace que muchos vean un inminente fin del mundo ¿Qué nos está avisando está singular pandemia? En realidad, nos está avisando para qué cambiemos nuestro contaminante estilo de vida en todos los niveles personales, familiares y comunitarios. La pandemia está cambiando algunos de nuestros hábitos, pero no llega al punto de cambiar nuestras actitudes respecto a los demás. Los que eran egoístas se han hecho más egoístas, pero en contraposición los que eran generosos se han hecho más generosos.

La posibilidad de una tercera guerra mundial, un aviso muy recurrente, resuena a nivel internacional produciendo una inestabilidad emocional como hacía mucho tiempo no se experimentaba. Un aviso que está presente de forma particular en la conciencia de los dirigentes y ciudadanos de Israel. Los continuos escarceos bélicos de Irán en Oriente están elevando la tensión en todos los ámbitos y niveles que pudiéramos analizar. En el Líbano la atmósfera social es venenosa e irrespirable contaminada por Irán y sus grupos afines promotores de odio, destrucción y muerte ¿Qué avisos estás recibiendo las buenas gentes del Líbano? Los cambios los tienen que hacer los libaneses antes de que llegue el Día de la Sentencia. En este preciso instante, redactando este artículo, suenan las sirenas en Israel por ataque desde Líbano.

Los avisos de que Irán está a punto de producir bombas nucleares están socavando el equilibrio de fuerzas que mantiene la zona en una aparente calma. El aviso de estar preparados para un escenario de guerra simultánea en varios frentes es una posibilidad que nos debe preocupar y ocupar en los próximos días. No queremos, ni debemos, entrar en los días previos a Yom Kipur sin dejar resueltos los asuntos pendientes.

La estrategia para tantos retos a los que tenemos que enfrentarnos en este último mes del año va desde lo particular, lo que hacemos cada uno de nosotros, hasta lo general por medio de la actuación de los gobiernos de este mundo. La interrelación que mantenemos los unos con los otros hace imposible que nos abstraigamos de cuanto sucede preocupándonos por aquello que creemos solo nos afecta a nivel personal. Las tormentas son para todos por igual para conscientes y para inconscientes.

El último mes del año nos avisa de evaluar y administrar correctamente el tiempo en el que vivimos; los esfuerzos inútiles que muchas veces hacemos y los recursos económicos que despilfarramos sin considerar las necesidades de nuestro prójimo. Los avisos también son de esperanza dado que cuatro hospitales en Israel están entre “los más inteligentes del mundo” lo cual redundará en beneficio de toda la humanidad. Hazlo saber.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: