La disuasión como el arma más poderosa de Israel y Occidente

En pocos días termina este extraordinario mes de ELUL dando paso a Rosh Hashaná donde se produce la apertura del juicio a todas las naciones y pueblos. 

Los últimos acontecimientos relacionados con Afganistán están poniendo de manifiesto el valor que tiene y tendrá la llamada disuasión en términos políticos y militares. La vil actuación de los talibanes, que por otro lado nunca ocultaron, está dejando escenas dantescas de horror en el escenario del aeropuerto de Kabul donde miles de personas se agolpan intentando salir del infierno talibán en el que otra vez se ha convertido Afganistán. Las imágenes que vemos todos los días en los medios de comunicación dejan ver el terror de las multitudes que prefieren morir en el intento de escapar del país que vivir bajo el yugo mortal del yihadismo.

Las imágenes y vídeos de verdadera supervivencia extrema, de un pueblo que quiere escapar de los talibanes van acompañadas de comentarios sesgados acusando a Estados Unidos y Occidente de lo que está pasando. En todo caso no son los Estados Unidos y sus aliados los últimos responsables de lo que sucede en Afganistán sino la falta de disuasión efectiva contra el yihadismo en general que el presidente Joe Biden y sus correligionarios progresistas han establecido como la nueva política norteamericana y europea. Las políticas de apaciguamiento con las que se pretende dominar al rabioso animal yihadista solo han servido para envalentonarlo haciéndolo más fiero, cruel y agresivo.

La política de disuasión frente al terrorismo yihadista del anterior presidente de Estados Unidos Donal Trump permitió que durante todo su periodo presidencial los talibanes y resto de grupos afines mantuvieran un perfil bajo en sus actuaciones terroristas. La política de disuasión con la que Trump trató a los yihadistas hizo que estos últimos no les quedara duda de lo que el mencionado presidente Trump estaba dispuesto a hacer si se les ocurría atentar contra los intereses de Estados Unidos.

En la misma línea de actuación el también anterior primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu mantuvo a raya con su política de disuasión a todos los enemigos de Israel que son aún más si cabe y mucho más cercanos al país que los enemigos declarados de Estados Unidos. Lo que no sabemos de esas políticas de disuasión lo atisbamos por los resultados que se dejan ver en el patio trasero de los enemigos que atacan a Israel.

Las guerras que Israel ha ganado no solamente han sido en base a su moderno arsenal bélico sino también al arsenal estratégico de su poderosa política de disuasión frente a sus enemigos. Los que atacaban a Israel sabían a las consecuencias a las que se enfrentaban ¿La política de disuasión de la coalición gobernante en la actualidad en Israel es la misma que la de su predecesor en el cargo de primer ministro? No lo sabemos. Lo que si sabemos es que los terroristas de Hamás siguen lanzado cohetes y globos incendiarios sin preocuparse de sus consecuencias ¿Ahora que los talibanes han tomado el poder en Afganistán los grupos terroristas de todo el mundo se sentirán más fuertes? Sin la menor duda.

La disuasión como el arma más poderosa de Israel y Occidente no está siendo manejada como se debería por la corriente de políticas progresistas que anegan medio mundo. El apaciguamiento como arma de contención contra los violentos asesinos no sirve para salvar vidas sino para aumentar las muertes de forma dramática. Los atentados terroristas en el mismo aeropuerto de Kabul ya se han cobrado las primeras muertes de soldados norteamericanos y de un número indeterminado de civiles que esperaban salir con vida de Afganistán, pero que han encontrado la muerte a las mismas puertas del infierno talibán ¿Seguirá el presidente Joe Biden apaciguando a los enemigos de Occidente con los muertos sobre la mesa de los soldados norteamericanos? Bueno eso forma parte de la historia que se está escribiendo y que será juzgada el próximo Yom Kipur. Todo lo que no se resuelve antes del Juicio empeora drásticamente en los días posteriores. Hazlo saber.

1 pensamiento sobre “La disuasión como el arma más poderosa de Israel y Occidente

  1. Muy dificil y siempre contra nosotros ! Solamente estar unidos y fuertes podemos luchar contra los enemigos de turno. Llegara la paz,cuando dejen de envidiarnos,robarnos y si pueden matarnos para disfrutar de la capacidad de nuestra gente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: