243 Views

El Día de la Independencia de Israel viene precedido por el Día de los Caídos entre los cuales también se recuerda a los caídos en actos terroristas. Bendita sea su memoria. 

Los medios señalan que los judíos tal vez podrán subir al Monte del Templo, en el Día de la Independencia de Israel, aunque eso depende de algunos factores no explicados. El acceso al Monte del Templo a los judíos está restringido a ciertos días y a ciertas horas, pero este año se pretende que en el mencionado Día de la Independencia se pueda abrir para que los judíos que lo deseen puedan pasearse por sus inmediaciones.  

La concesión de este “extraordinario permiso” está pendiente de una evaluación exhaustiva por parte de la Policía de Israel. En realidad, de quien depende es del gobierno progresista israelí que pretende por todos los medios no molestar a sus socios de coalición de la Lista Árabe Unida y su dirigente en la sombra Mahmud Abás. 

Las presiones de todo tipo incluyendo las amenazas constantes al ejecutivo israelí por parte de Abás por un lado y de Hamas por el otro, en sempiterna pinza contra los judíos, hace difícil que se deje a los judíos subir al Monte del Templo en este Día de la Independencia de Israel. El ambiente prebélico en el que Hamas se ha instalado haciéndose el protector de lo que llaman la Explanada de las Mezquitas está haciendo retroceder al Gobierno de Israel en la toma de decisiones relativas a la apertura del mencionado Monte del Templo a los judíos. Con todo y aunque se les permitiera la entrada las restricciones serán absolutas lo que imposibilitará ni el más mínimo gesto que pudiera parecer que están rezando.  

La prohibición de rezar a los judíos en el Monte del Templo está debilitando a Israel en su conjunto empezando por su legítimo y actual Gobierno. Una debilidad que hace que la Independencia de Israel no se pueda dar por terminada mientras existan las fronteras internas en el Monte del Templo que impiden la libre circulación a los judíos los cuales tienen el derecho entrar, pasear, rezar, cantar y danzar con la más absoluta libertad mientras sueñan con la construcción del llamado Tercer Templo.  

El conjunto arqueológico que constituye el Monte del Templo, donde estuvo el Templo de Salomón, no puede ser obviado mientras se les da el derecho de pernada a los árabes para que hagan y deshagan cuanto les venga en gana en el lugar más santo del Pueblo Judío. Las consideraciones de carácter arqueológico e históricas son la base de propiedad del Monte del Templo que, junto con las consideraciones religiosas igualmente de carácter histórico, son la base legal establecida por el Cielo y a su vez lugar santo para el Judaísmo de todos los tiempos. 

Los portavoces habituales de Hamas siguen ladrando amenazantemente para que se impida a los judíos entrar advirtiendo que de producirse su irrupción detonaría una nueva confrontación ¿Cuántas amenazas de Hamas seguirán soportando el Gobierno de Israel y el conjunto del Pueblo Judío? La única manera de acabar con las amenazas es enfrentarse a Hamás de una vez por todas expulsándoles del Monte del Templo donde han hecho sus trincheras de oprobio y echarlos al sumidero de Gaza. La otra opción es esperar a que venga el Mesías y ponga orden en el Gobierno de Israel y en el mundo entero. 

La Independencia de Israel y del Monte del Templo no dependen de los gobernantes actuales o futuros de Israel sino del sacrificio que han hecho todos los caídos por preservar la independencia del Pueblo Judío. Hoy es un día para honrar su memoria y recordar su valor. Las fronteras internas que impiden el paso de los judíos al Monte del Templo tienen que ser abolidas para que verdaderamente podamos celebrar el Día de la Independencia de Israel y del Monte del Templo en su Capital Eterna e Indivisible Jerusalén. Hazlo saber. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: