28 Views

La época del año más peligrosa ha empezado con una serie de sangrientos atentados en Israel que son preludio de lo que está por suceder. 

El ayuno diurno de millones de musulmanes en el mundo abre la veda para cazar a judíos y cristianos que ven como son perseguidos hasta la muerte ¿Qué no es políticamente correcto decirlo de esta manera? Los hechos de los últimos días no se pueden explicar de otra forma que con la verdad de lo que está pasando, aunque algunos traten de ocultarlo y negarlo.  

Los medios de comunicación publican que en “una serie de ataques terroristas mortales en Israel en un lapso de ocho días a fines del mes pasado dejó 11 muertos y puso a las fuerzas de seguridad israelíes en alerta máxima”. Así han sido los días previos al comienzo del ayuno diurno musulmán dónde la sangre ha vuelto a teñir la tierra de rojo carmesí ¿Qué nos están diciendo? Qué la sangre volverá una vez más a este festival religioso que se celebra en el mundo con ayuno diurno, sangrienta violencia y reparto de dulces para celebrar el asesinato de infieles judíos y cristianos.  

Los musulmanes, no todos gracias al Cielo, siguen celebrando el Ramadán de una forma violenta en donde por el día en vez de comer se dedican a matar infieles y por la noche a celebrarlo atiborrándose de dulces y otras delicias ¿Qué está pasando en la religión de la paz? El mulá de la comunidad musulmana supuestamente versado en el Corán debería fomentar la paz, el respeto y la misericordia, pero la realidad es que cada vez son más los musulmanes que abrazan las interpretaciones violentas de un islán con la conocida pretensión de dominar el mundo y aniquilar a Israel. 

La tensión es máxima en Israel y en otras partes del mundo en donde cada muerte de un judío es celebrada con el reparto de dulces por las calles ¿Qué pasaría en Estados Unidos si cada vez que mataran a una persona de la comunidad negra los del Ku Klux Klan repartieran dulces entre los transeúntes? Lo más probable es que se iniciara la tantas veces nombrada Tercera Guerra Mundial. El mundo en general está cada vez más insensibilizado a las imágenes que nos muestran los cuerpos de personas asesinadas tirados por las calles tal cual estamos viendo en Ucrania.  

En Israel los asesinados por actos terroristas no aparecerán en los medios por el respeto que se le tiene a la persona, aunque el dolor lo inunda todo en un pueblo que nunca se acostumbrará a ser perseguido sin luchar por salvar las vidas de sus conciudadanos. La prudencia aconseja que además de la necesaria precaución se disponga de un permiso legal de armas para la defensa personal y la defensa de los inocentes acosados por las calles especialmente en Israel. La conocida frase de que a un hombre malo con un arma solo lo puede parar un hombre bueno con otra arma es una realidad que no se puede obviar. 

La conjunción del Ramadán, Pesaj y la Pascua Cristiana supone un reto para Israel que pretende que sean tiempos de paz y seguridad. Lo más probable es que el tiempo del ayuno diurno sea una vez más un tiempo peligroso especialmente para los ya nombrados judíos y cristianos que ven comprometida su seguridad por las acciones violentas de unos fieles terroristas que son adoctrinados desde niños en el odio y la muerte. El ayuno diurno, la violencia y los dulces forman parte inseparable no solo del Ramadán sino de la vida en Israel durante todo el año. Hazlo saber. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: