Iglesias del Cielo al Infierno con mayúsculas

Pablo Iglesias, en una imagen tomada en el Congreso (Efe)

En las últimas horas se recrudecen las agresiones de todo tipo contra aquellos que no profesan la fe comunista del candidato a presidir la Comunidad de Madrid, el ayatolá de Galapagar Pablo Iglesias. Unas agresiones que subirán en intensidad en la medida que se acerque el día de las elecciones a presidir la mencionada Comunidad de Madrid.

Todos aquellos que no se quieren convertir a la yihad comunista del líder supremo de Podemos son perseguidos y encarcelados a la espera de su pública ejecución. El peligro del comunismo mezclado con el yihadismo iraní ha demostrado que la miseria, el dolor y la muerte son su sello de identidad. La perversa mezcla contra natura del comunismo castro-chavista y del yihadismo iraní está dejando un reguero de sangre y muerte de proporciones apocalípticas en todo el mundo.

Las banderas rojas y verdes ondean, aunque sea de forma subliminal, por las ciudades de este país en las sedes de Podemos, ayuntamientos y en mezquitas anunciando la guerra santa contra los infieles que no se someten a sus perversos postulados. En toda manifestación donde vaya Podemos, podemos asegurar, la violencia hará acto de presencia y el enfrentamiento contra las Fuerzas de Seguridad está asegurado valga la redundancia.

Con este currículum de odio a todo lo español; Podemos se presenta a las elecciones de la Comunidad de Madrid amenazando a diestra y a siniestra a quienes no se plieguen a sus dictados de violencia, odio y exclusión. Los españoles son el enemigo para derribar de Podemos y evidentemente de su amargado líder. Si, he dicho amargado líder no amado, el cual pretende la destrucción del sistema democrático que todos los españoles, tanto de izquierdas como de derechas, nos hemos ganado con sangre, sudor y lágrimas.

El primer objetivo del supremo líder Pablo Iglesias en su particular yihad comunista era asaltar el Cielo, con mayúsculas, pero al serle imposible rebajó sus expectativas y se centró en asaltar el cielo del gobierno socialista. La consanguineidad socialista y comunista no fue suficiente como para limitar las ansias de asaltar el consejo de ministros del gobierno socialista de España. Otro fracaso que añadir a su lista de desmanes y despropósitos contra España, aunque esté gobernada por sus primos socialistas. Bueno, aquí los primos socialistas no fueron tan primos y le enseñaron la puerta de salida del consejo de ministros.

En un último y desesperado intento después de tantos fracasos, Pablo Iglesias, se ha propuesto asaltar la Comunidad Autónoma de Madrid gobernada impecablemente por una mujer de armas tomar, Díaz Ayuso, que no se amedranta ante las bravuconadas machistas del frustrado líder de Unidas Podemos. En el epitafio político, que ya están tallando en la fría piedra del olvido los de Podemos, figurará la frase: Aquí yace uno que quiso asaltar el Cielo y tropezando cayó de bruces al Infierno. Un infierno comunista-yihadista al que quiso llevar a todos los españoles de bien.

El asalto al Cielo es una temeridad bajo todo punto de vista por mucha práctica que se tenga en asaltar, difamar y engañar. El asalto al Infierno será el último que intente y en dónde quedará certificado su fracaso de ser un hombre de bien, como Dios manda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: