Viaje turístico a Israel, no te lo puedes perder!

“Las grandes autopistas, los modernos edificios y las playas rebosantes de vida contrastan con esas otras fotografías, donde pareciera que ni siquiera hay carreteras asfaltadas. Querido amigo, y perdone la confianza, Israel sorprende desde el primer momento. Tel-Aviv, lleno de cafeterías, restaurantes, hoteles, centros comerciales y una más que variada oferta de ocio y diversión sorprende, agrada y de nuevo emociona”

Turismo

Israel es un país por descubrir en cuanto al turismo se refiere. En el pasado ejercicio de 2013 recibió a más de 3,5 millones de turistas internacionales, que son la mejor tarjeta de presentación del país. Los datos ofrecidos corresponden a las estadísticas de la Oficina Nacional Israelí de Turismo. Europa, Estados Unidos y Latinoamérica destacan en la mayor proporción del número de visitantes. El total de españoles que visitaron Israel en el 2013 asciende a 52.609 pasajeros. Una cifra a tener en cuenta dada la situación económica por la que atraviesa España en estos momentos.

Cuando se habla de Israel, ese gran desconocido, muchos tienen en mente los conflictos a los cuales nos tienen acostumbrados los medios de comunicación. Israel tiene una cara bíblica, por definirlo en términos precisos y una cara moderna, vital y apasionante que no muestran los mencionados medios.

La tradición, la cultura y la modernidad se dan la mano en perfecta sintonía en un país definido por muchos como Milagro, con mayúsculas. Ciertamente es un milagro que el moderno Estado de Israel cumpla 66 años desde su creación el 14 de Mayo de 1948.

Las imágenes que muchos tienen en la retina de Israel son aquellas que la televisión especialmente y el resto de los medios audiovisuales, nos quieren mostrar. Los que hemos tenido el privilegio, déjeme decirlo así, de viajar a Israel tenemos un recuerdo fotográfico muy diferente al que nos han pintado los “artistas mediáticos”.

Permítame que haga de improvisado guía turístico y le conduzca por algunos lugares que seguramente habrá escuchado e incluso soñado con visitar. Cuando se llega al Aeropuerto Internacional Ben Gurión en Tel-Aviv (Colina de Primavera), la sensación es casi indescriptible. La emoción y la conmoción emocional, valga la redundancia, de estar en Israel se hacen patentes en medio de la grandiosidad del moderno aeropuerto que nos recibe. La primera sensación es de estar en una de las muchas costas de sur de España, en hebreo Sefarad. Un olor a mar impregna el ambiente y las primeras palmeras ya se dejan ver nada más llegar.

Las grandes autopistas, los modernos edificios y las playas rebosantes de vida contrastan con esas otras fotografías, donde pareciera que ni siquiera hay carreteras asfaltadas. Querido amigo, y perdone la confianza, Israel sorprende desde el primer momento. Tel-Aviv, lleno de cafeterías, restaurantes, hoteles, centros comerciales y una más que variada oferta de ocio y diversión sorprende, agrada y de nuevo emociona.

Gentes de todo el mundo se mezclan en perfecta sintonía humana, donde todos son uno, con los más que evidentes gustos personales y culturales. Los mercados llenos de gentes o los músicos en las calles, crean una imagen inigualable. Barrios enteros y abundantes espacios culturales, donde los artistas crean en medio de un ambiente de libertad, hacen de esta postal de Israel un lugar idílico para vivir, trabajar o visitar como uno más de los millones de turistas que lo recorren cada año.

Mientras subimos de Tel-Aviv a Jerusalén algo especial acontece en nuestro interior. El contraste entre lo moderno y lo antiguo no desentona, parece totalmente integrado e integrador. Por estrechas calles, parecidas a las de Toledo, se llega al Kotel, conocido en Occidente como el Muro de las Lamentaciones. Una sensación de nerviosismo y expectación se mezclan con la más profunda religiosidad que impregna todo este santo lugar de oración, plegarias y rezos. Dejar una petición escrita en una pequeña hoja de papel, en el Kotel, puede ser una experiencia enriquecedora y esperanzadora, siempre que lo haga con fe.

El Papa Francisco anunció recientemente que viajará por primera vez a Tierra Santa del 24 al 26 de mayo. Solo en el año 2012, más de dos millones de turistas y peregrinos cristianos llegaron a Israel. La cifra representa alrededor del 60% de todo el turismo internacional entrante. Según diversas fuentes, “se estima que el evento sea una contribución positiva a la promoción  de Israel como el destino preferido por el peregrino cristiano”.

Es tiempo de tomar un refrigerio en este impresionante viaje por Israel. Quedan muchas cosas por ver y nos conviene un reparador descanso después de una sabrosa comida. Todo tipo de productos alimenticios llenan las mesas en los restaurantes de los hoteles ante los ojos de los alegres viajeros. Grandes expositores de la variada producción agrícola y ganadera de Israel están preparados para degustarlos en medio del compañerismo y la amistad que se genera en el viaje.

Con los primeros rayos de sol, saldremos a recorrer esos lugares que a fuerza de escucharlos pareciera que ya los conocemos. Todo parecido con lo que han mostrado los medios de comunicación de Israel, no se parece en nada a la realidad. Mejor venga a Israel y vea con sus propios ojos la vitalidad de un país llamado Milagro. Cuando llegue a Israel y a modo de un moderno Moisés viajero, descalce sus pies, porque el lugar donde está es santo, créame.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: