Un oportuno tiempo de cambios para Israel y Latinoamérica

La histórica visita, como muchos la han definido, del Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu a Latinoamérica supone un antes y un después, para el conjunto de las naciones visitadas y evidentemente, para Israel.

Netanyahu-ministro-Israeli

La presencia de Israel a todos los niveles no es novedosa sino todo lo contrario. Una presencia de Israel que en muchas ocasiones pasa desapercibida, pero no por eso menos influyente. En un viaje a Ecuador, varios años atrás, me sorprendió la cantidad de empresas israelíes que estaban trabajando en el mencionado país. En medio de grandes extensiones agrícolas, de diferentes productos, se podían observar pequeños carteles en hebreo. Una grata sorpresa que personalmente me llenó de alegría y satisfacción, aunque no tenía ningún tipo de relación comercial con esas empresas. El viaje personal de aquel entonces era para mí meramente turístico.

La visita del Primer Ministro Netanyahu a Latinoamérica es la primera que se efectúa, a este nivel gubernamental. Una gira que sus críticos tachan de oportunista, muy oportuna en realidad, que sitúa a Israel en el centro neurálgico de Latinoamérica. La impresionante Argentina, con una extensa Comunidad Judía, ha centrado el interés mundial por las repercusiones qué tiene y qué tendrá, en el más cercano futuro de ambos países. Los que solo ven cuestiones comerciales, en tan magnifica y oportuna visita insisto, carecen de visión de futuro. La presencia del Estado de Israel en Latinoamérica traerá cambios sin precedentes en esta reconocida parte del mundo latino.

Los enemigos del Primer Ministro Netanyahu hablan de una escapada por la situación política y personal del Primer Ministro. Nada más lejos de la realidad ¿A estas alturas de la vida del sr. Netanhayu se va a escapar de algo? La visita se produce en un tiempo muy especial y significativo para el Pueblo de Israel, en los prolegómenos de Rosh Hashanah. Todo lo que se arregla, repara, restable o se marca como una meta u objetivo producirá buenos cambios tanto a nivel personal, familiar, comunitario o nacional, como el caso que nos ocupa. Israel está presente en todo el mundo de muchas formas y ahora de una manera muy particular en Latinoamérica.

En Colombia, en su capital Bogotá, el Primer Ministro de Israel fue recibido por el presidente colombiano Juan Manuel Santos, en medio de grandes expectativas de carácter bilateral. Los medios señalan que “las dos partes discutieron la profundización de la cooperación en los campos de la agricultura, el agua, la tecnología, la innovación y la ciber defensa, entre otros”. Una vez más el interés de los dignatarios latinoamericanos, por lo que Israel ofrece como potencia tecnológica, queda de manifiesto. Israel interesa a Latinoamérica y a su vez Latinoamérica interesa a Israel. Una buena relación de cooperación que traerá un mutuo y generalizado progreso, para todos.

No podemos olvidar la importancia que México tiene para Israel. Las relaciones con el Presidente de México Enrique Peña Nieto están siendo retomadas después de un aparente desencuentro, por la posición de Israel respecto al muro que el Presidente de Estados Unidos sigue dispuesto a terminar. El momento que el Primer Ministro Netanyahu ha elegido es muy oportuno y proporcionará excelentes resultados a lo largo del año, que entra en breve. Los “expertos analistas” se empeñan en señalar que el viaje es meramente de carácter político y económico. Unos analistas que no vislumbrar las implicaciones éticas y espirituales, con las consecuencias que conllevan, que afectarán positivamente a Israel y a Latinoamérica. Una cifra llamativa es que solo “en México hay alrededor de 160 compañías israelíes establecidas”, según informa la Cámara de Comercio Israel-América Latina.

En palabras del Primer Ministro Netanyahu “Esta visita fortalecerá nuestros lazos económicos, de seguridad y tecnológicos con América Latina y constituye la continuación del fortalecimiento de la posición internacional de Israel”. Sin la menor duda que Israel sale fortalecido y sus enemigos, aquellos que llevan años utilizando Latinoamérica como base de propagación del terrorismo yihadista, quedan más debilitados y más expuestos a la inteligencia israelí. No en vano estamos en tiempo de Juicio. Qué el Cielo inscriba en el Libro de la Vida, a todos aquellos, que buscan el bien de la humanidad. El ejemplo de Israel es una motivación y una esperanza para Latinoamérica y para el resto del mundo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: