fbpx

Shavuot un tiempo de cosecha y de lágrimas

En estos días entraremos en un tiempo de especial importancia en Israel con la recogida de la segunda cosecha del año. Estamos en tiempo de cosecha. Estamos a las puertas de Shavuot. El Día Cincuenta o Shavuot conmemora la entrega de la Ley de la Libertad en el Monte Sinaí. Los Mandamientos del Cielo se escriben, para ser llevados a la práctica en la tierra. Una gran cosecha de bendiciones está lista para ser recogida, aunque lo hagamos en medio de un mar de lágrimas.

Shavuot_

La cosecha es el resultado del esfuerzo que se hace previamente en el periodo de siembra. Lo que sembramos recogemos. Un claro principio que no debemos olvidar nunca. Lo bueno y lo malo que sembremos es lo que recogeremos.

A las pocas horas del atentado terrorista en Tel Aviv, que ha costado la vida a varias personas, nos condolemos y lloramos con los que sufren. Hoy es tiempo de lágrimas. Lloramos por aquellos que estaban pacíficamente celebrando la vida y fueron brutalmente asesinados. Lloramos por aquellos que han sido asesinados por ser judíos. Lloramos con aquellos que en este mismo momento siguen llorando por los hijos, esposas, esposos, abuelos o amigos que han sido asesinados, insisto de nuevo, celebrando la vida.

atentado en tel aviv junio 2016_palestinos se alegranLa gran diferencia entre los terroristas palestinos y las víctimas asesinadas es que mientras unos celebraban la vida, los otros, terroristas y colaboradores celebran la muerte. Una siembra de muerte no puede recoger más que muerte. No estamos hablando de venganza, de lo que estamos hablando es de un Principio de Justicia. Una Justicia que no puede ser cambiada o impedida por el hombre, dado que se trata de un Principio o Ley establecido para la eternidad.

Todos sembramos con ilusión y lágrimas. No hay cosecha que no sea sembrada con lágrimas y con esfuerzo. Hoy Israel, como nación soberana, llora por sus hijos asesinados mientras sus vecinos celebran la muerte. La Gaza de Hamás y otros territorios bajo control de la Autoridad Palestina celebran con cohetes y dulces la muerte de unos malvados sionistas que estaban tomando café en un centro comercial. Las imágenes de los palestinos festejando el asesinato de civiles israelís no puede dejar indiferente a nadie. Si la Ley de la siembra y la cosecha se cumple posiblemente veamos, antes de acabar Ramadán, una cosecha de lágrimas en el campo palestino. La Ley siempre se cumple estemos riendo o llorando.

Israel lleva muchos años sembrando con lágrimas, con muchas lágrimas me atrevo a decir, pero así se nos enseñó a sembrar. Quisiéramos acabar con las inspiradoras palabras del Salmo 126.5-6 que nos dice:Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla, pero al volver vendrá con regocijo trayendo sus gavillas”. Hoy sembramos llorando, no hay dulces que puedan suavizar nuestro dolor, pero mañana recogeremos justicia y paz. No nos cansemos de construir el futuro, aunque sea llorando ¡Jag Shavuot Sameaj!

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: