¿Quién está detrás de los asaltos a la valla fronteriza de Melilla?

“Dejar a la Guardia Civil “desarmada” no indica percepción de peligro y eso es lo verdaderamente peligroso. No estar apercibidos del peligro que supone el yihadismo para España y para el resto del mundo es un riesgo muy alto para la seguridad nacional”

19/03/2014.- El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla (CETI), puede acoger a 500 inmigrantes, pero alberga casi 2.000 tras la avalancha del 18 de marzo, en la que saltaron la valla cientos de subsaharianos, lo que reabre el debate sobre los traslados de los internados a la península. En la imagen, nuevas tiendas de campaña instaladas por el ejército en el exterior del CETI ya que no hay espacio dentro. EFE/Laureano Valladolid

19/03/2014.- El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla (CETI), puede acoger a 500 inmigrantes, pero alberga casi 2.000 tras la avalancha del 18 de marzo, en la que saltaron la valla cientos de subsaharianos, lo que reabre el debate sobre los traslados de los internados a la península. En la imagen, nuevas tiendas de campaña instaladas por el ejército en el exterior del CETI ya que no hay espacio dentro. EFE/Laureano Valladolid

 

Melilla (España) ha registrado en los últimos días el mayor asalto de inmigrantes de toda su historia en su frontera con Marruecos. Según diversas fuentes, el asalto multitudinario superó a los anteriores ocurridos en el año 2005. El albergue para inmigrantes, del cual dispone la ciudad autónoma de Melilla, está completamente saturado, alcanzando una cifra aproximada de 1.900 personas, triplicando así su capacidad máxima. Las autoridades de la ciudad hablan de situación límite e insostenible.

¿Qué está llevado a esta situación? Todo parece indicar que el “efecto llamada” producido por las informaciones, ampliamente divulgadas por los medios de comunicación, criticando la actuación de la Guardia Civil, ha sido el primer detonante. La mayoría de los medios se hicieron eco, algunos con agrias y durísimas críticas contra el gobierno, de la tragedia acontecida hace pocas semanas en la cual murieron 15 personas al intentar entrar en la ciudad de Ceuta. Las acusaciones, más que críticas, se dirigieron específicamente contra la actuación de la Guardia Civil. A raíz de las mencionadas acusaciones, el Ministerio del Interior español dio órdenes expresas de no utilizar material antidisturbios en contra de los inmigrantes que asaltasen las fronteras.

Las mafias de inmigrantes en primera instancia, conocedoras de esta situación, han acelerado el paso de los inmigrantes, confiados en la debilidad en la que se ha puesto a las fuerzas del orden españolas. La Policía y la Guardia Civil, con escasos medios persuasivos, no podrán detener a los que asalten las vallas fronterizas. La desesperación y las ganas de dejar el lado marroquí, donde pueden estar mucho tiempo antes de intentar los asaltos, está siendo otro elemento “motivador” para asaltar la frontera española lo antes posible.

Las escenas emitidas por las cadenas de televisión, ciertamente dantescas, dejando ver a inmigrantes ensangrentados arrastrándose, hieren la sensibilidad del más insensible. Los inmigrantes prefieren saltar las vallas, con las llamadas concertinas, que quedarse al otro lado de la frontera esperando día tras día sin hacer nada y pasando penurias. El buen tiempo en unos casos o la niebla espesa en otros propician y favorecen los mencionados asaltos.

En un primer análisis superficial encontraríamos razones, más o menos lógicas, para dichas avalanchas humanas. Si profundizáramos algo más, nos daríamos cuenta, que detrás de los asaltos hay algo mucho más siniestro. ¿Quién han hecho explotar esta especie de “bomba” accionada a control remoto de los asaltos fronterizos? Detrás de los asaltos multitudinarios a las fronteras españolas, además de todo lo mencionado, está el yihadismo que ya controla de facto extensas zonas de Ceuta y Melilla. El yihadismo internacional tiene los ojos puestos en Al-Andalus, a pesar de ser ciegos, amenazando desde hace muchos años con su pronta conquista.

Las primeras puertas que tienen que pasar, en este caso vallas, para entrar en España son precisamente las de Ceuta y Melilla. Las últimas detenciones de toda una organización yihadista en Melilla, y otras ciudades españolas, no dejan lugar a dudas de sus intenciones. Las autoridades españolas y marroquíes deberían coordinar muy bien el control de fronteras, los intereses de ambos reinos están en juego y en serio peligro.

El mencionado control remoto que hace explotar los asaltos a las fronteras es el yihadismo que utiliza a los inmigrantes, muchos de ellos musulmanes, como una prueba de estrés de la dificultad que entraña asaltar las fronteras. El yihadismo internacional quiere dominar el mundo pero algunos ni se enteran. Peligroso para los inmigrantes y para el conjunto de la sociedad española el yihadismo, insistimos, está detrás de los asaltos fronterizos. Los caballas, los melillenses, la Guardia Civil y el Ejército lo saben. ¿Tiene la misma conciencia de peligro el Gobierno? Dejar a la Guardia Civil “desarmada” no indica percepción de peligro y eso es lo verdaderamente peligroso. No estar apercibidos del peligro que supone el yihadismo para España y para el resto del mundo es un riesgo muy alto para la seguridad nacional. Que el Cielo nos pille confesados.

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 8 diciembre, 2014

    […] ¿Quién está detrás de los asaltos a la valla fronteriza de Melilla? – MURO DEFENSIVO. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: