fbpx

Los dos frentes bélicos de Israel

“Una mayoría de medios, sean escritos o audiovisuales, ya han condenado a Israel de todas las formas posibles antes de defenderse y después de defenderse. Israel no ataca sino le atacan, eso debería quedar muy claro entre aquellos que nos posicionamos a favor de Israel, la activa defensa de sus ciudadanos y contra el yihadismo palestino de Hamás y sus actos terroristas”

02/01/09.- Soldados israelíes vigilan durante una protesta realizada por palestinos por los ataques en Gaza, en la ciudad cisjordana de Belén, el 2 de enero de 2009. Hamás ha declarado el 2 de enero como "día de furia" tras el asesinato de Nizar Rayan, destacado líder de Hamás. EFE/Abed Al Hafiz Hashlamoun

02/01/09.- Soldados israelíes vigilan durante una protesta realizada por palestinos por los ataques en Gaza, en la ciudad cisjordana de Belén, el 2 de enero de 2009. Hamás ha declarado el 2 de enero como “día de furia” tras el asesinato de Nizar Rayan, destacado líder de Hamás. EFE/Abed Al Hafiz Hashlamoun

La guerra mediática contra Israel, su ejército, sus instituciones, su fe entiéndase el Judaísmo y contra los judíos en general, se hace más que evidente en estos momentos cuando arrecian las críticas contra la ofensiva defensiva israelí.

Los medios de comunicación juegan un papel importante, aunque no determinante, en la guerra de Israel contra el terrorismo. Un simple vistazo a las portadas de los diferentes medios, sean del país y de la tendencia que sean, demuestran con quién y en qué campos de batalla tiene que luchar Israel cada día. Una mayoría de medios, sean escritos o audiovisuales, ya han condenado a Israel de todas las formas posibles antes de defenderse y después de defenderse. Israel no ataca sino le atacan, eso debería quedar muy claro entre aquellos que nos posicionamos a favor de Israel, la activa defensa de sus ciudadanos y contra el yihadismo palestino de Hamás y sus actos terroristas.

Cuando Israel es atacado por Hamás, los medios en general obvian dicho ataque esperando la respuesta asegurada de Israel para soltar toda su batería de misiles mediáticos contra el ejército de Israel. Las Fuerzas de Defensa de Israel son el único ejército del mundo que avisa a la población civil de sus enemigos antes de atacar. Los terroristas de Hamás disparan sus cohetes y misiles desde edificios, escuelas, hospitales o guarderías esperando que cuando responda Israel cause víctimas civiles y exacerbar así los sentimientos de odio contra los judíos.

Israel se enfrenta a los terroristas de Hamás y a los medios colaboracionistas que defienden la actuación indiscriminada de los yihadistas contra Israel y su población civil. Los únicos ataques desproporcionados son los de muchos medios de comunicación, que destacan la respuesta defensiva de Israel y minimizan los ataques terroristas de Hamás a la población civil israelí.

Hamás necesita a los medios de comunicación, que son sus mejores colaboradores, para desinformar al mundo entero de la realidad que vive Oriente Medio. Las continuas acusaciones contra Israel generan un rechazo general de esa invisible e invidente opinión pública que se traduce en odio y antisemitismo militante. Los medios que se lucran de forma inmoral de las guerras, conflictos, asesinatos o tragedias con sus desinformaciones, son los mismos que acusan a Israel y se auto declaran neutrales, fidedignos, éticos y morales.

El lenguaje perversamente suavizado de muchos medios nos quiere hacer creer que los terroristas de Hamás, entre otros muchos, son militantes, brigadas, milicias, grupos de resistencia o incluso organizaciones caritativas preocupadas por el pueblo palestino. El pérfido lenguaje de muchos medios no deja la menor duda que son colaboradores necesarios del yihadismo terrorista, valga la redundancia, de Hamás en Gaza.

Los términos “mártires palestinos” son usados constantemente para sabotear la poca conciencia ética y moral que algunos dicen tener. Tiene y debe quedar muy claro que los únicos mártires en Gaza son sus habitantes que viven bajo el terror del yihadismo palestino de Hamás que los usa como escudos humanos. La verdad y nada más que la verdad es qué Hamás pone a sus propias mujeres y niños como escudos humanos disparando desde los tejados de sus casas esperando una doble paradoja de que Israel no dispare contra las casas y que si dispara mueran mujeres y niños. La verdadera cara de Hamás muchos la desconocen lamentablemente.

La crueldad de Hamás no tiene límites exponiendo a su población civil, mujeres, ancianos o niños al fuego de la respuesta de Israel. Las madres de los yihadistas de Hamás están orgullosas de que sus hijos mueran luchando contra el enemigo sionista creyendo además que se convierten en mártires. Lejos de ser mártires los yihadistas de Hamás son los martirizadores de los palestinos que están en contra del gobierno de terror del mencionado Hamás. Muchos palestinos han sido tachados por Hamás de “colaboracionistas” con Israel y han sido arrastrados por las calles de Gaza atados a una moto.

Las imágenes de tanta crueldad de Hamás pasan desapercibidas a la retina de esa ciega opinión pública mundial que sin embargo atisba como buitre carroñero las acciones defensivas de Israel, calificándolas de desproporcionadas. Inaudito se mire por donde se mire.

Observe como las noticias son intencionalmente trastocadas para acusar a Israel. Cuando Israel responde al ataque de Hamás los medios de comunicación lo describen con el orden cronológico trastocado. Los titulares nos dicen que Israel ha atacado a Hamás. Israel aparece siempre como el cruel atacante y Hamás como el inocente e inofensivo cordero al cual se le quiere comer el lobo. El verdadero titular es que Hamás ha atacado a Israel y éste ha respondido ¿Puede ver la diferencia? Entonces usted y yo somos los “tuertos” en el país de los ciegos de la opinión pública manipulada por los medios de comunicación, los verdaderos colaboradores mediáticos del yihadismo palestino.

Felicitamos al avispado lector y nos atrevemos a aconsejarle que continúe cuidando su vista crítica para que algunos medios no le cieguen. Nos resta decirles que nosotros también queremos una Palestina libre. Una Palestina libre de los yihadistas palestinos de Hamás. Compártalo por favor, si es tan amable, y le quedaremos agradecidos por no colaborar con aquellos medios que obvian la realidad y la tergiversan.

Posicionarse al lado del bien es más comprometido que ser parte del mal y seguir sus dictados mediáticos ¡Eso lo hace cualquier individuo malo!

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: