fbpx

Las tarjetas de crédito terrorista

Las tarjetas de crédito, dinero de plástico como algunos las llaman, forman parte de nuestra vida y de nuestra muerte. No por sus implicaciones económicas, que también las tiene, sino por sus implicaciones en el campo del terrorismo yihadista. Si, mis estimados amigos, los terroristas también usan tarjetas de crédito como un arma mortal. Tarjetas gestionadas y concedidas por el “mismísimo infierno” sin limitación para asesinar y seguir derramando sangre inocente.

Murodefensivo_dinero_armas

Foto: pixabay.com

En el penúltimo acto del yihadismo palestino en Jerusalén, en la Puerta de Damasco, una jovencísima oficial de fronteras de 19 años, Hadar Cohen, ha sido asesinada en medio del estupor general de los ciudadanos de Israel. En ese mismo acto terrorista su compañera, mencionada como Ravit, ha resultado gravemente herida. El goteo de sangre y muerte es continuo en Israel.

En las fotografías de prensa de la documentación encontrada en los cuerpos de los terroristas abatidos se han podido ver, entre otros documentos, tarjetas de crédito ¿Quién concede estas tarjetas de crédito y para qué son usadas? La Autoridad Nacional Palestina concede a sus militantes, como no puede ser visto de otra forma, el crédito en forma de tarjetas de crédito, y valga la redundancia, que los permite seguir perpetrando estos mortales atentados.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ejerce en la práctica como una especie de sociedad mercantil gestionando los fondos que recibe de la ONU y agencias bajo su cobertura.
Toda tarjeta de crédito está respaldada por una sociedad mercantil que a su vez está vinculada a un banco sea nacional o internacional que garantiza su liquidez. La ANP es corresponsable probado e instigador necesario para que los yihadistas palestinos tengan el “suficiente saldo y liquidez” para seguir asesinando a los ciudadanos de Israel. Cada tarjeta de crédito, en la práctica, es una potencial arma que en manos de los terroristas les permite adquirir todo lo que les haga falta para lograr sus mortales objetivos ¡Cuando decimos todo es todo!

La responsabilidad de la ANP y de la ONU, en la financiación de los diferentes grupos terroristas que operan contra Israel, está fuera de toda duda. Como agente internacional de gestión de fondos la ONU garantiza un continuado crédito sin límite para que la ANP se financie y financie a diversos grupos englobados bajo el epígrafe del llamado yihadismo palestino. Las tarjetas de la muerte que gestiona la ANP están permitiendo que los resultados de sufrimiento, sangre y muerte sigan en ascenso en su particular “bolsa de valores” mortales.

Mientras la gestión de los fondos palestinos esté en manos de la ANP y el grifo del crédito ilimitado de la ONU no se cierre seguiremos viendo crecer el gráfico de los asesinatos de ciudadanos de Israel en imparable ascenso. La ONU sigue dando crédito al yihadismo internacional y especialmente al palestino que se lleva la mayor parte de los fondos recaudados en esta especie de impuesto terrorista que la ONU y sus agencias pagan a la Autoridad Nacional Palestina.

Israel tiene un fuerte ejército y una capacidad financiera fuera de toda duda que debe ser usada para liquidar todo crédito que la ANP recibe provenga de dónde provenga. Hay que acabar con todo el crédito y con todos los portadores de esas tarjetas de crédito mortales que la ANP emite con prepotente maldad. La lucha no es solo militar también es necesaria la fuerza económica y financiera para erradicar el terrorismo en todas sus formas.

¡El crédito hay que darlo a quién lo merece y bien usa! Gracias.   

Hadas_Cohen

> Hadas Cohen (19 años) Bendita sea su memoria < Foto: https://twitter.com/FDIonline

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: