Las Estadísticas del Cielo y su Huella en la tierra

En esta ocasión, sin que sirva de precedente, vengo a traerles una estadística que considero interesante e instructiva, aunque será usted quién tenga la última palabra al respecto. Los conceptos Ley, Mandamiento, Precepto, Estatuto, Ordenanza, Enseñanza, Escritura, Palabra de Dios, Verbo o Torá son sinónimos, tanto en el plano gramatical como en el plano religioso o espiritual. En la Biblia el concepto Dios, como tal, aparece 4.072 veces. La palabra Ley, como tal, aparece 522 veces.

Lectura_bibliaConsiderando los sinónimos de Ley, el número asciende a 1.931 resultados. En contraposición a estos datos la palabra pecado y pecados, sin especificar cuales, aparecen en 852 resultados. Para la siguiente estadística hemos utilizado la traducción al español de una Biblia de uso común en el mundo cristiano y un programa informático, adquirido legalmente, especializado en recursos bíblicos.

El Cielo nos deja unas estadísticas, sin hablar de Numerología en este caso, que nos ayudarán a entender mejor los resultados, objetivos y los balances celestiales. La Administración de lo Alto debe ser entendida no solo en el plano administrativo, datos, comparativas, estadísticas, resultados y objetivos, sino en el plano de la fe. La que hemos definido como “Administración del Cielo” debe ser entendida especialmente de forma espiritual o religiosa, que es lo mismo.

La lucha dialéctica entre los que entienden que el concepto religión, religiosos y religiosidad son conceptos negativos están a la orden del día. Muchos creen que si eres religioso no eres espiritual y que si eres espiritual no puedes ser religioso. Nada más lejos de la realidad.

Israel como nación, eminentemente religiosa, ha sufrido y sigue sufriendo el estigma de ser considerada un país religioso, dirigido por religiosos que a su vez son considerados por muchos como extremistas. Lamentable visión que tienen algunos de un país que es Luz a las naciones por designación Celestial. La religión y la espiritualidad coexisten en el ámbito de la fe con total normalidad bajo la ya mencionada Administración de lo Alto.

Los ataques a Israel, su religión y su religiosidad están siempre en primera plana de los medios de comunicación. La política de Israel es evaluada por su relación con los partidos religiosos y no por los resultados específicos que sus decisiones producen. En la Knéset o Parlamento de Israel se debaten a diario propuestas y leyes que afectan al conjunto de sus ciudadanos, que son de vital importancia para el crecimiento y el progreso de Israel. Todo lo que se decide en la Knéset es considerado, por la mayoría de los medios, como decisiones influidas por la presión de los diferentes grupos religiosos ¿Tendría algo de malo que fuera así? La Constitución Norteamericana está basa en la Biblia y nadie se lleva las manos a la cabeza ¡Bueno algunos sí!

Las acusaciones más aciagas, contra la religión y la religiosidad, están basadas en que la Ley es cosa del pasado. En que no podemos regirnos por Leyes de hace miles de años ¿De verdad que es así? La Ley del Cielo no cambia, como tampoco cambia la maldad del ser humano. El Cielo pretende que nos demos cuenta de la transcendente importancia que tiene la Ley de Dios para la vida y la coexistencia de todos los seres humanos. El número de veces que la palabra Ley y sinónimos aparecen en la Biblia, recuerden traducida al español, nos deja ver el valor y la importancia, que el Cielo le da administrativa y espiritualmente hablando.

La palabra Ley es la más empleada entre los conceptos Dios y pecado. Resumiendo, la Ley es el puente que nos lleva a una nueva esfera de valores, principios, ética y moral que nos sacan del lago cenagoso de la maldad, del pecado y sus consecuencias. Una huella del Cielo, Ley, Mandamiento, Precepto, Estatuto, Ordenanza, Enseñanza, Escritura, Palabra de Dios, Verbo o Torá, que nos lleva al descanso, al reposo y a la bendición.

“Porque el Mandamiento es lámpara, la Enseñanza es luz, y camino de vida son las reprensiones que te instruyen” Prov.6.23.

Analicemos las Estadísticas de Cielo ¡La Huella es clara!

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: