fbpx

La persecución religiosa de cristianos y judíos

“Muchos no quieren escuchar a los que sufren persecución del islamismo más radical y violento. No denuncian ni se manifiestan cuando hay un atentado en cualquier parte del mundo. Se tapan la boca y no denuncian las injusticias que se comenten contra cristianos y judíos”

KARACHI (PAKISTÁN). 11/8/2009.- Cristianos paquistaníes rezan durante una protesta celebrada el 11 de agosto de 2009 en Karachi, Pakistán, para protestar contra la quema de casas de cristianos a manos de una multitud, en julio. EFE/ REHAN KHAN

KARACHI (PAKISTÁN). 11/8/2009.- Cristianos paquistaníes rezan durante una protesta celebrada el 11 de agosto de 2009 en Karachi, Pakistán, para protestar contra la quema de casas de cristianos a manos de una multitud, en julio. EFE/ REHAN KHAN

 

Los cristianos y los judíos están sufriendo la mayor persecución, por motivos religiosos, de nuestra moderna historia. Todos los días, no exageramos, cientos de católicos o de otras confesiones cristianas son asesinados en el nombre del “Misericordioso Alá”.

¿Qué piensan los cristianos de esta persecución? Hace pocos días conocíamos la noticia de que “109 fieles católicos han sido asesinados en los últimos ataques perpetrados por la secta yihadista Boko Haram en la diócesis de Maiduguri, la más grande de Nigeria”, según la Agencia Fides.

Muchos que se llaman cristianos creen que con taparse los ojos, con taparse los oídos y con taparse la boca, no sufrirán lo que otros cristianos o judíos está pasando en el presente. Muchos por ser cristianos o judíos son odiados por medio mundo. Iglesias y Sinagogas son arrasadas y violados los cementerios de forma sistemática. Asesinados en continuos atentados en centros comerciales, cafeterías, colegios, universidades en todo el mundo… Los cristianos y los judíos son perseguidos a muerte.

El Judaísmo es el único grupo religioso que desde hace mucho tiempo necesita protección policial a las puertas de su Sinagogas y centros de reunión. En muy poco tiempo sucederá lo mismo en Estados Unidos y Europa, donde las iglesias tendrán que ser protegidas por la policía.

Muchos no quieren escuchar a los que sufren persecución del islamismo más radical y violento. No denuncian ni se manifiestan cuando hay un atentado en cualquier parte del mundo. Se tapan la boca y no denuncian las injusticias que se comenten contra cristianos y judíos. Lejos de denunciarlos, son muchos los que se alegran en cada atentado o asesinato de los que ellos llaman “infieles”. Nadie denuncia el avance del terrorismo islamista. Ni los más moderados islamistas aparentan sentir dolor, ni por los judíos, ni por cristianos, que como vemos todos los días son perseguidos por su fe.

Muchos que se llaman cristianos tampoco levantan la voz o expresan dolor por la muerte de otros cristianos. No se dan cuenta que serán los primeros en sufrir cuando se extiendan las persecuciones, porque fueron los últimos en no querer saber nada, en no querer hacer nada y en no querer decir nada. Se conformaron con ir a la iglesia los domingos y así se sienten justificados. Unos por la gracia y otros por las obras, como si fuera una “patente de corso”, hacen lo que les viene en gana, creyendo que no tendrán consecuencias sus acciones. Saben las enseñanzas de Jesús pero las malinterpretan.

Jesús enseñó que “los últimos serán los primeros”. Atentos, también los primeros en recibir el sufrimiento, por cuanto fueron los últimos en reconocer la injusticia a su alrededor. Injusticia cometida contra sus propios hermanos cristianos, judíos e incluso musulmanes que también son perseguidos a muerte por los islamistas más radicales.

Que no se engañen, especialmente los que se autodefinen como cristianos, pues serán los primeros en sufrir porque fueron los últimos en reaccionar contra la injusticia y la intolerancia extremista islámica. Confunden pacífico con pacifismo entendido como una burda posición hipócrita frente a los asesinos, violadores, pedófilos o “decapitadores” de occidentales. Hablan de justicia pero ignoran o no creen en la Justicia del Cielo. Como decimos por aquí, “que el Señor los coja confesados”.

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 8 diciembre, 2014

    […] La persecución religiosa de cristianos y judíos – MURO DEFENSIVO. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: