La manipulación de los medios o el medio de manipularnos

La libertad de expresión está en manos de unos pocos gigantes de los medios de comunicación sean en el sector de la prensa, radio, televisión, medios digitales o redes sociales ¿Estamos asistiendo en directo a una guerra para manipular a las masas y no nos estamos dando cuenta? El ataque constante y sistemático contra Israel es la mejor prueba de la guerra en la que nos encontramos inmersos.
La alerta nos viene curiosamente desde los mismos medios y redes sociales que nos advierten del peligroso momento en el que nos encontramos. Un flujo de información que no pueden parar, aunque lo están intentando de todas las maneras posibles. El mismo Cielo nos avisa, y haríamos bien en escuchar atentamente, cuando nos dice que “el que tenga oídos para oír, oiga”. El ataque directo a la libertad de expresión y conciencia, de los gigantes de la comunicación, ha quedado al descubierto con toda claridad en estos aciagos días de censura informativa y brutal narrativa antiisraelí. La sensibilidad forzada a la que nos ha llevado la pandemia por la cual estamos pasando tiene varias caras que deberíamos analizar con sumo cuidado. Por un lado, la realidad es que muchas personas se están dando cuenta de lo vulnerables que somos a una enfermedad que ha puesto en jaque a todo el planeta. Para colmo, en medio de la pandemia, nos ha sobrevenido una ola de nieve como nunca vista en muchas partes del mundo.

Además de todo lo anteriormente expuesto, por si fuera poco, la gran nevada ha dado paso a una bajada de temperatura que está dejando en algunos lugares de España unos -35º bajo cero. La congelación de la nieve ha dejado también congelada la paupérrima economía de subsistencia que ya estamos sufriendo. Todo un panorama apocalíptico que los agoremos y profetas del fin del mundo se encargan de sembrar en sus respectivos campos de relaciones cruzadas. El trigo de la verdad se está sembrado junto con una copiosa cantidad de cizaña de falsedad que crece al unísono con el buen trigo.

La mayoría de los medios de comunicación, vendidos al mejor postor publicitario en el mejor de los casos, están promoviendo una visión de la realidad totalmente distorsionada. La manipulación de los medios es una ingeniería social de proporciones pandémicas que está ocultando la verdad a nivel mundial. La mayoría de los medios de comunicación tienen relaciones internacionales con grandes distribuidoras de información también conocidas como agencias de noticias. El siguiente párrafo describe en síntesis lo que es una agencia de información. Aquí y ahora creemos que es vital saber la función de las llamadas agencias de noticias, aunque sea someramente por medio de la transcripción del siguiente párrafo.

“Una agencia de información o también conocida como agencia de noticias es una organización que recoge noticias de sus corresponsales en distintos lugares de su área de actividad y las transmiten inmediatamente a la central, donde, después de tratar la información, la envían, lo más rápido posible, a sus clientes (radios, diarios, revistas, televisoras o portales), conocidos en el argot periodístico como abonados. Estos pagan en función de los servicios recibidos, que pueden ser de muy distinta índole (noticias en formato texto, fotografías, videos o infografías), aunque habitualmente se paga mensualmente en forma de abono por los servicios pactados: información nacional, internacional o servicio gráfico” (Fuente Wikipedia)  

La alarma está sonando e insiste en que estemos apercibidos de cuantos medios de comunicación o mediadores de la desinformación están haciendo para cambiar la verdad por mentira. El que sepa leer que lea y el que tenga ojos para ver que mire atentamente lo que está pasando frente a todos nosotros.

La desinformación se extiende por medio de las citadas agencias de noticias que venden a los medios de comunicación una información manipulada conforme a la ideología, filosofía y línea editorial difamatoria de la mencionada agencia. Una sesgada información que luego es reproducida por todo el espectro de los también mencionados medios de información ¿Nos damos cuenta del problema que tenemos encima? Las agencias venden las noticias, incluidas imágenes o vídeos, a los medios que después publican y distribuyen masivamente bajo el prisma de la agencia que se las vende.

Un negocio lucrativo e insensible a la ética que genera millones de dólares y que filtra la información que recibimos todos los días en prensa, radio, televisión y resto de medios digitales. Algo malo, muy malo, se está gestando en medio de nosotros y tal vez no estemos apercibidos. Un lúgubre panorama se nos viene encima en el cual a la verdad la tildan de mentira y a la mentira de absoluta e irrefutable verdad.

Una guerra mediática ha comenzado en la cual solo se puede ganar. Lo importante no es participar en esta guerra de desinformación. Lo importante es ganar. Solo la victoria sobre el mal encarnado en la mayoría de los medios de comunicación traerá la paz, la libertad de conciencia, la libertad de expresión y la libertad religiosa.

La manipulación de los medios son el medio de manipularnos, censurarnos y ocultar las muchas verdades que nos son sistemáticamente robadas por unos gigantes de la información dirigida ¿Cómo nos vamos a enfrentar a estos gigantes de la desinformación? Bueno eso es parte de otra historia que trataremos muy pronto.

1 pensamiento sobre “La manipulación de los medios o el medio de manipularnos

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: