La amenaza nuclear iraní y Purim

A pocas semanas de celebrar la Fiesta de Purim estamos observando como la historia es repetitivamente cíclica en su forma y en su fondo. Purim hace referencia a los trágicos acontecimientos ocurridos, histórica y geográficamente hablando, en lo que hoy conocemos como Irán conocido entonces como el Imperio Persa.

presidente-irani-hasan-rohani

Hasán Rohaní – Foto: emol.com

La historia de Purim la encontramos en el Libro de Ester, libro de recomendada lectura, que además se lee públicamente durante la celebración de la Fiesta. Vítores de alegría se producen, entre los oyentes, cuando se nombra a Ester o Mordejai y silbidos de repudio cuando se nombra al infame Haman. Aquel malvado Haman que quiso aniquilar a todos los judíos del Imperio Persa. Irán y Purim son dos conceptos inseparables. El tiempo no ha logrado que olvidemos en contraposición al recuerdo y celebración anual de la Fiesta de Purim.

El mismo espíritu que operó en Haman sigue operando en los actuales dirigentes de la llamada República Islámica de Irán. El antiguo espíritu antijudío o antisemita tiene su mayor exponente en Irán, aunque no exclusivamente. Los judíos e Israel siguen siendo amenazados con ser aniquilados y borrados del mapa por parte de los actuales dirigentes iraníes. No hay en el mundo ningún estado que sea continuamente amenazado con su desintegración como lo es Israel.

El Pueblo Judío sigue luchando por su existencia en medio de millones de enemigos que desean su total destrucción. Nada ha aprendido Irán de los acontecimientos históricos que sucedieron en su pasado y que Israel recuerda por medio de la Fiesta de Purim. Un actual Irán nuclearizado que engañando a los ingenuos occidentales tiene como único objetivo la destrucción de Israel. Un Irán que como su antecesor el infame Haman, precursor del actual Islamofascismo, quiso aniquilar a todos los judíos del Imperio Persa. La historia no ha cambiado solo los actores de la misma son diferentes, pero no sus objetivos.

Una historia que juega en favor de Israel y que está dirigida, lo creamos o no, desde el Cielo. Una historia que se revolvió contra aquel Haman que fabricó una horca para Mordejai y que acabó siendo el mismo medio de muerte de aquel que la fabricó ¿Una paradoja? Más bien una sentencia de lo Alto bajo la Ley de la Justa retribución ¡Cómo Haman pensó hacer a Mordejai así se hizo con Haman!

Con estas premisas, sin pretender ser profeta, me atrevo a decir que el fin de Irán será el mismo que quiere para con Israel. Un día nos despertaremos con la noticia de una catástrofe de magnitud insospechada acontecida en Irán. Los titulares de los medios de comunicación hablarán de accidente nuclear o algo similar para definir una catástrofe que destruirá y dejará contaminada está parte de la tierra donde se asienta el moderno Irán ¿Duro verdad? Lamentablemente sí, pero será consecuencia directa de la locura genocida que Irán por medio de sus ayatolas de la muerte quieren para Israel.

Las propias manos de aquellos que construyen las centrales nucleares iraníes, al igual que Haman hizo su propia horca, será el medio de su propia destrucción, aunque en este caso alcanzará a millones de seres humanos.

No es un secreto, aunque la ceguera de una parte de Occidente no lo vea, que Irán trabaja clandestinamente para tener la capacidad de producir armamento nuclear con el único objetivo de borrar del mapa a Israel. La Ley de la Reciprocidad es infalible. Aquello que Irán representado por sus dirigentes, llámese Hasán Rouhaní o Haman, pretenden hacer a los judíos del moderno Estado de Israel les acontecerá a ellos. Lo mismo que pretendió hacer Haman a los judíos del antiguo Imperio Persa les acontecerá en su propia casa. La historia de Purim, aún no ha concluido ¡Triste y lamentablemente!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Angelica.M dice:

    Mensaje Profetico .Qué Adonai continué defendido a su País Israel con poder,a todos los judíos en el mundo entero .Amén

Deja un comentario