fbpx

Israel como las estrellas del cielo

La bendición que Abraham recibió “de cierto te bendeciré y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo” implicaba que su descendencia sería multiplicada como las ya mencionadas estrellas.

Estrellas_Murodefensivo

¿Cómo podríamos entender este pasaje lleno de radiante esperanza? En una primera lectura del texto está claro que la bendición era multiplicarse y llegar a ser una nación grande y fuerte como afirma así mismo la Torá, pero ¿Ser muchos es todo lo que podemos esperar?

En un mundo globalizado, como en el que vivimos, pensamos que si un grupo, asociación, empresa, corporación o nación es grande significa que es fuerte y poderosa. Muchas veces valoramos las cosas por su tamaño. Cuanto más grande es un regalo mejor y más caro nos parece ¿Es esto verdad?

Israel, con todo lo que conlleva históricamente hablando, es el regalo más valioso que el Cielo ha donado a esta tierra. Un costoso presente en una pequeña presentación. La tierra de Israel es una nación pequeña, pero como ya dijimos en su momento, con grandes ideas. Una nación pequeña en extensión, pero valiosa, fructífera y especial como ninguna otra. Una nación que está llamada a ser el referente más nítido, para todas las demás familias de naciones.

Crecemos en un mundo que gira contracorriente de lo que el Cielo ha marcado para la historia de la humanidad. Un mundo y un tiempo peligroso, dónde Israel es combatido con rabia y odio sin parangón con el resto de naciones. Una lucha que ha hecho de Israel una nación combativa, inteligente y decidida a llegar a dónde se espera, que tiene que llegar. Todas las presiones que recibe Israel son nuevos retos que la engrandecen y hacen más fuerte.

IDEA_ISRAEL_Murodefensivo

 

La fuerza de Israel evidentemente no está en el número de sus ciudadanos “The Jewish People Policy Institute (JPPI) estima que actualmente hay 14,2 millones de personas judías en el mundo” Numéricamente hablando las cifras se aproximan a la población judía antes del Holocausto o Shoah.

 

Israel ha multiplicado su descendencia en número, pero sobre todo en la luz del conocimiento. Luz, en forma de avances científicos, que como las estrellas iluminan las noches de la fría ignorancia e incultura. La bendición “como las estrellas del cielo” no solo hace referencia al crecimiento demográfico. La bendición abarca el engrandecimiento cultural, científico y espiritual que irradia Israel, como la luz de estrellas, a todas las naciones.

Cada estrella, incluida la más cercana llamada sol, nos dice que Dios ha iluminado el universo para que tengamos luz sea de día o de noche. Israel no es una estrella. Israel es una multiplicación de estrellas que iluminan a toda la humanidad. La luz del mundo sigue multiplicándose con la bendición expresa del Cielo

¡Sigue brillando Israel la humanidad necesita tu luz y tu bendición!

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: