Hamás abre la Caja de Pandora

“Israel es un pequeño país rodeado por todos los lados, menos por la costa que da al mar, por países islamizados o amenazados de ser tomados violentamente por el yihadismo. Un dato interesante a tener en cuenta es que en el mundo hay aproximadamente 15 millones de judíos frente a los 1500 millones de árabes potencialmente enemigos de los judíos. Los yihadistas representan una clara amenaza para Israel, objetivo final del nuevo cuño del nazismo con forma islámica”

Las madres de los tres jóvenes asesinados Eyal Yifrach, Gilad Shaar y Naftali Fraenkel sufriendo durante el secuestro y antes de conocer el mortal destino de sus hijos.

Las madres de los tres jóvenes asesinados Eyal Yifrach, Gilad Shaar y Naftali Fraenkel sufriendo durante el secuestro y antes de conocer el mortal destino de sus hijos.

El reciente secuestro e inmediato asesinato de tres jóvenes judíos ha marcado un antes y un después en la respuesta que Israel dará al yihadismo palestino de Hamás. Siempre que escribo pretendo ser lo más objetivo posible, lo cual no significa que sea imparcial y políticamente correcto. Cuando se trata de ciertos temas, especialmente el de hoy, no me pidan ni esperen imparcialidad, eso sí, objetividad no me faltará.

El socio de gobierno de Hamás, el otro grupo denominado moderado Al-Fatah, tardó en condenar el secuestro hasta que vio las orejas al lobo de las consecuencias que se le venían encima. Israel no va a dar el asunto por cerrado hasta que detenga a los asesinos y destruya la infraestructura de Hamás en Gaza y Cisjordania, las bíblicas Judea y Samaria.

Nos interesa, preocupa y ocupa todo lo que sucede en Israel desde los aspectos culturales, pasando por la política, la religión, sus avances tecnológicos o su brillante economía. Con todo, lo que más nos preocupa es el mal llamado “conflicto palestino” que no deja de ser un guerra dramáticamente subvencionada.

Una parte de Occidente alimenta con subvenciones al yihadismo palestino de Hamás y Al-Fatah creyendo que así lo podrán amaestrar. El perro, cuando se le quita la comida muerde aun a su propio amo. La inconsciencia de Occidente se verá “recompensada” con la más que probable invasión del yihadismo internacional que ya ha tomado Siría e Irak ante la inacción de ese mismo Occidente. Estados Unidos a la cabeza de la Coalición Internacional que derrocó al, en otro tiempo, poderoso Sadam Husein, ha sido incapaz de intervenir de forma directa en Irak. El envío de los 300 norteamericanos como asesores al desgastado ejército iraquí es, en realidad, un contingente defensivo para guardar al personal diplomático, civil y militar que queda en Irak. Tímida respuesta para tan grande tragedia que aún no ha hecho más que empezar.

La situación se empeora cada día mientras el bárbaro ejército yihadista del ISIS impone la ley Sharia en amplísimas zonas, que van desde Siria hasta cerca de Bagdad, capital de Irak. Los yihadistas palestinos de Hamás y su socio Al-Fath son los herederos ideológicos del ISIS en el ya mencionado Irak. Los objetivos yihadistas son los mismos en todas las partes del mundo, independientemente de las siglas o nombres que les identifique.

Israel es un pequeño país rodeado por todos los lados, menos por la costa que da al mar, por países islamizados o amenazados de ser tomados violentamente por el yihadismo. Un dato interesante a tener en cuenta es que en el mundo hay aproximadamente 15 millones de judíos frente a los 1500 millones de árabes potencialmente enemigos de los judíos. Los yihadistas representan una clara amenaza para Israel, objetivo final del nuevo cuño del nazismo con forma islámica.

Israel se enfrenta a la supervivencia más extrema frente a un desproporcionado número de potenciales enemigos. La respuesta de Israel, acusado reiterativamente de usar fuerza desproporcionada a los ataques de sus enemigos solo se puede entender en el contexto de cómo viven los judíos en su propia tierra. El vil asesinato de los tres jóvenes judíos fue cometido por miembros de Hamás que creen que hay que aniquilar a los judíos por el mero hecho de ser judíos. ¿Puede haber mayor castigo colectivo y respuesta desproporcionada de Hamás que asesinar a unos jóvenes judíos por ser judíos?

Además del dolor que ha causado a toda la sociedad de Israel, y por si fuera poco, todos los días antes y después del secuestro y posterior asesinato de los tres jóvenes, los cohetes desde Gaza no dejan de caer. La población civil de Israel, cientos de miles de personas, viven bajo la constante amenaza de morir por los cohetes que desde Gaza lanza Hamás. ¿Cómo sería de proporcionada la respuesta de Israel a estos ataques? Bueno, debería ser tan proporcionada como para que nunca más volvieran a poner en peligro a la población civil de Israel.

La perversión más inhumana está en Gaza bajo la repugnante dictadura del yihadismo palestino de Hamás que asesinó a los tres inocentes y jóvenes judíos. El repugnante y vil asesinato de los tres jóvenes judíos ha abierto la “Caja de Pandora” de la respuesta de Israel que, con toda seguridad, acarreará consecuencias catastróficas para Hamás y para el pueblo árabe palestino que también sufre las perversas condiciones a las que les somete el yihadismo de Hamás.

Todas las muertes son repugnantes, pero especialmente la de los tres jóvenes israelíes perpetradas con premeditación y alevosía por Hamás para castigar a los judíos por el mero hecho de ser judíos. Que el Cielo lo tenga en cuenta y que reciba con honores especiales a los tres jóvenes que por expreso deseo de sus respectivas familias fueron enterrados juntos bajo la bandera de Israel. Descansen en paz ellos, sus doloridas familias y todo el Pueblo de Israel, para ellos Shalom.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: