fbpx

Guantánamo: Las dos cárceles

“El odio que los islamistas radicales tienen a judíos y cristianos los ha llevado a cometer las más horrendas acciones criminales; no dejan de ejecutar cruelmente a cuantos tiene oportunidad de hacerlo”

GUANTÁNAMO. (CUBA), 29/06/07.- Fotografía de archivo del 14 de febrero de 2006, de la base naval estadounidense de Guantánamo, en Cuba. EFE/John Riley

GUANTÁNAMO. (CUBA), 29/06/07.- Fotografía de archivo del 14 de febrero de 2006, de la base naval estadounidense de Guantánamo, en Cuba. EFE/John Riley

Hay dos Guantánamo, una la ciudad al sudeste de Cuba, capital de la provincia de Guantánamo, y otra la base norteamericana de Guantánamo, desde 1903, donde se encuentra la cárcel de alta seguridad de Guantánamo. Las dos son cárceles; una, para terroristas islámicos; la más grande, para opositores al régimen comunista de los Castro. Las dos están en proceso de desmantelamiento aunque la Guantánamo norteamericana ha empezado antes.

La decisión de Barack Obama de repartir a los terroristas islámicos por el mundo ha puesto en estado de alerta a las diferentes comunidades judías en muchos países. Uruguay, por medio de su presidente, José Mújica, está dispuesto a recibir a un grupo de islamistas en su país. Mújica, un exguerrillero tupamaro como los que ahora arrasan Venezuela, afirma que los dejará en total libertad para que se integren en la sociedad uruguaya.

El ministro del interior de Uruguay, Eduardo Bonomi, espera que se adapten al país y que lleguen a formar una familia. Según el ministro, no serán vigilados y gozarán de total independencia de movimiento. Cuanto menos esta afirmación es más que sorprendente.

Como es evidente, dicho anuncio ha sembrado la inquietud entre la Comunidad Judía de Uruguay. En reciente entrevista con la embajadora de Estados Unidos en Uruguay, Julissa Reynoso, los representantes de la mencionada Comunidad Judía expresaron su profundo malestar, inquietud y preocupación por la llegada de los terroristas islámicos a Uruguay en las condiciones supuestamente pactadas entre los gobiernos de Obama y Mújica.

La Comunidad Judía está pidiendo mayor información al gobierno de Mújica sobre los considerados, por dicho gobierno, como “inocentes islamistas”. La preocupación no es baladí, por lo cual surgen preguntas como esta: “Si esas personas fueron apresadas en un campo de entrenamiento de terroristas, cuyo objetivo explícito era aniquilar judíos e instituciones judías, después de doce años en prisión sin cambio alguno, ¿qué estarán pensando hacer?”. Su puesta en libertad es un peligro más que evidente.

Con esta decisión, no bien explicada, de Obama de repartir islamistas por el mundo se agudiza la preocupación de todas aquellas personas que son objetivo islamista. El odio que los islamistas radicales tienen a judíos y cristianos los ha llevado a cometer las más horrendas acciones criminales; no dejan de ejecutar cruelmente a cuantos tiene oportunidad de hacerlo.

Latinoamérica, como hemos dicho en repetidas ocasiones, está plagada de terroristas islámicos. A las puertas de donde vive el “demonio americano” Estados Unidos, los islamistas están tomando lenta pero inexorablemente el continente. Las atrocidades que comenten con sus propios hermanos islamistas en Siria, por citar un ejemplo, quedarían minimizadas con las que podrían cometer contra los occidentales cristianos y judíos en toda Latinoamérica y evidentemente en el resto del mundo.

Mejor islamista radical en Guantánamo que ciento volando. Volando trenes, como los de Atocha en España. Volando autobuses en Inglaterra. Volando edificios como las Torres Gemelas o la mutualidad judía en Argentina. Volando iglesias en Nigeria. Volando sinagogas en Turquía o India o asesinando a niños en una escuela en Francia. Guantánamo es un mal menor que ha salvado muchas vidas de inocentes. Que a nadie se lo olvide.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: