El terrorismo sigue asesinando deportistas

La historia no debe olvidarse y menos repetirse, como ya todos hemos oído, pero mucho menos justificarse. Nada ha cambiado para palestinos que siguen asesinando, de una forma o de otra, a los deportistas desde la llamada Masacre de Múnich.

Deporte

En la Masacre de Múnich, en los Juegos Olímpicos de 1972, once miembros del equipo olímpico de Israel fueron tomados rehenes y vilmente asesinados. Algo absolutamente injustificable. El grupo terrorista palestino Septiembre Negro bajo la cobertura del extinto Yasir Arafat y su organización terrorista, para la supuesta liberación de una inexistente Palestina, fueron encargados de ejecutar tan perverso y diabólico asesinato colectivo ¿Alguien lo justificó en su momento? Si, lamentablemente lo justificaron y lo siguen justificando en la actualidad.

El terrorismo islamista palestino, nunca se olviden del adjetivo calificativo e inseparable islamista con el término palestino, sigue amenazando con asesinar a deportistas en todo el mundo. La suspensión del encuentro deportivo entre las selecciones de Israel y Argentina es una muestra más de que los islamistas palestinos, no digo los árabes palestinos pues algunas honrosas excepciones hay, siguen con la intención de asesinar a todos los que no se dobleguen a sus exigencias. Los islamistas no presionan solo amenazan con asesinar y lo hacen.

Lo único que frena a un islamista palestino armado, parafraseando a Wayne LaPierre, es un hombre valiente armado y comprometido con la defensa de la vida de los inocentes. Los cobardes se esconden tras los valientes, tanto como los terroristas se esconden detrás de sus hijos y mujeres usándolos, como escudos humanos. Los que justifican en alguna forma a los terroristas islámicos, sea en el campo que sea, son cómplices necesarios de los asesinos. No existe justificación alguna al terrorismo islámico palestino ni ayer, ni hoy, ni en el futuro.

El presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, Claudio Tapia, justificó la cancelación del partido amistoso entre Argentina e Israel, por las amenazas que recibieron. Unas amenazas de muerte que fueron dirigidas a todos pero especialmente a uno de los mejores jugadores del mundo, el conocido y famoso Messi. Los carteles alusivos a la ejecución de Messi, por parte de los palestinos, han inundado las redes sociales ¿Se puede justificar la cancelación de un evento deportivo por las amenazas de los palestinos? Toda justificación es injustificable, pero esta es particularmente execrable.

Una vergonzosa y cobarde decisión, de los responsables de esta cancelación del partido entre Israel y Argentina, que envalentonan a los islamistas. Las amenazas contra los deportistas, cantantes, conferenciantes y cuantos participan en actos culturales o científicos en Israel es una constante que debe ser cortada de raíz, por quienes tienen la capacidad de hacerlo. No es posible aceptar las amenazas de muerte de los palestinos y a la vez justificar el no oponerse a ellas, por miedo o seguridad. En ningún campo de fútbol del mundo la selección argentina estará más segura. Más segura que incluso en sus propios campos de fútbol en Argentina.

La manida comunidad internacional cede cada día más ante la amenaza mundial del terrorismo islamista. La lógica natural, y humana, es defenderse de los depredadores que nos quieren desgarrar, destruir y asesinar. En ningún orden de la vida, sea de la especie que sea, se acepta ser aniquilado sin la menor resistencia. La estrategia de los grupos terroristas BDS, en total colaboración con los grupos palestinos, es amenazar y esconder la mano que lanzó la piedra, quemó la llanta o incendió los campos y bosques en Israel.

Una malísima decisión la de suspender el nombrado encuentro deportivo entre Israel y Argentina que sienta las bases para que otros eventos, sean del orden que sean, se puedan desarrollarse pacíficamente en Israel ¿Qué pasará en la próxima edición de Eurovisión que se celebrará en Israel? ¿Cederá la comunidad internacional a las amenazas de muerte de los palestinos? Todo parece indicar que si un poderoso equipo de futbol no ha tenido “pelotas” para jugar en Israel muchas menos “pelotas” tendrán los que juegan tan solo con su voz y sin ningún esférico al que golpear.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: