fbpx

El río de la guerra hace mucho ruido e Israel se prepara

Un refrán muy conocido “Cuando el rio suena agua lleva” trata de decirnos que cuando se escucha rumores, comentarios u opiniones sobre algún tema es que algo está pasando o pasará. Todo lo que se escucha o comenta no tiene que ser necesariamente cierto o falso, pero cuando se habla mucho de ciertos temas, a lo menos, hay que ponerlos en la cuarentena de las emociones.

En estas últimas semanas se está hablando mucho de la situación, aparentemente prebélica de Israel en relación con sus vecinos. En Gaza, Líbano o Siria la tensión se eleva por momentos de lo cual los medios de comunicación dan buena cuenta al respecto.  La frontera más preocupante la de Líbano está dejando titulares y opiniones que nos indican que algo se está moviendo. Hace pocos días el Ejército de Defensa de Israel ha publicado, en su conocida cuenta de Twitter @FDIonline, un gráfico de las posiciones de Hezbollah. En el mencionado gráfico se puede apreciar la infraestructura terrorista. Las posiciones del grupo están en todo Líbano y especialmente a lo largo de la frontera con Israel.

La información de la que dispone Israel, sobre las posiciones terroristas, son de vital importancia en un posible enfrentamiento contra Hezbollah y sus aliados iraníes. Los hilos del terrorismo internacional están manejados por Irán como instigador, inductor y financiador del terrorismo islamista internacional. Algunos analistas afirman que la información, sacada a la luz pública por Israel, trata de disuadir a Hezbollah y sus patrocinadores de emprender cualquier acción bélica. La inteligencia israelí está muy activa en Líbano y en muchos otros lugares del globo, recolectando y analizando información, para prevenir ataques y alcanzar las posiciones de sus enemigos con calculada precisión. Como ya es habitual, y sobradamente conocido, las posiciones del grupo terrorista Hezbollah está situadas en medio de la población civil usándolos como escudos humanos ¡Qué no se olvide este dato!

La situación en la frontera con Gaza, controlada por el también grupo terrorista Hamás, está en plena ebullición. Los intentos de Hamás, por lograr algún éxito frente a la Israel, le han llevado a intentar por todos los medios posibles la infiltración en territorio israelí. La conocida pretensión terrorista de asesinar o secuestrar, a militares o civiles israelíes, ha provocado una respuesta de Israel en forma de maniobras disuasorias y preventivas.

Los terroristas de Hamás han usado una variedad de formas de atacar a Israel. A los conocidos túneles, que se hunden misteriosamente, les han añadido los hombres rana, que fueron detectados y eliminados por Israel. Tocados y hundidos podíamos decir. La antepenúltima ocurrencia ha sido la utilización de drones iraníes y otros artefactos, que son detectados y destruidos por Israel con suma eficacia. El terrorismo islamista de Hamás no quiere aprender por las buenas y va a aprender por las malas. Qué nadie dude, a estas alturas, que las acciones terroristas de Hamás quedarán impunes. No, la impunidad no es un concepto de Justicia.

Siria no queda exenta de esta corriente de informaciones, que hacen que el río de la guerra haga mucho ruido. Hace pocos días un oficial sirio acusó a Israel de atacar una base aérea cerca de Damasco. Como es habitual “el Ejército de Defensa de Israel se negó a confirmar o negar los informes, indicando lacónicamente, que no responde a los reportes provenientes del extranjero”. Israel vive rodeado de agresivos vecinos a los que solo les importa la destrucción de Israel y no la construcción de sus propios países. Siria tiene mucho trabajo de reconstrucción que hacer. No en vano intentar destruir a Israel, por parte de Siria y resto de actores de la zona, se les ha vuelto siempre en contra. El Cielo ni se duerme, ni falla en la defensa de Israel y además Hanuká está muy cerca, donde los pocos vencieron a los muchos ¡No lo olvidemos!

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: